sábado, 1 de diciembre de 2012

FALACIAS EN PUBLICIDAD

En las tres últimas clases hemos visto la publicidad como tipo de texto. Evidentemente, se trata de un texto argumentativo porque pretende convencernos de que un determinado producto es mejor que otro, sin embargo, presenta algunas peculiaridades respecto de un texto argumentativo en sí.
          En el caso de la publicidad, además de la mera argumentación, existen diferentes estrategias para vender ya que, en este ámbito, no basta con convencernos de que un producto es el mejor ensalzando sus características (sería demasiado aburrido y poco eficaz porque no llamaría la atención). Por tanto, la mayoría  de las veces, los publicistas deben jugar con estas estrategias para conseguir transmitirnos un sentimiento que ellos previamente han pensando.
          En resumen, los propósitos de un anuncio podrían ser por este orden: captar la atención del receptor, lograr una adhesión emocional entre él y el producto, que el mensaje se fije en su memoria y, en última instancia, obviamente, vender. La parte más importante del anuncio, además, suele ser el eslogan porque, por su originalidad, logra captar la atención y, por su brevedad, logra permanecer en la memoria de quien lo lee.
         Lo que ocurre muchas veces es que, entre las estrategias utilizadas en publicidad, se cuelan falacias. Esto es lo que ocurre con el eslogan de este anuncio:



Como vemos, en el anuncio de esta compañía de telefonía mexicana el eslogan es: "Yo soy Telcel y todos los que conozco también". Más abajo, en letra pequeña, aparece: "Porque tiene las mejores promociones" (este, en realidad, sería el único argumento válido, no falaz, de todo lo que aparece en el anuncio) y "Más de 45 millones de mexicanos lo decimos".
          Dicho esto, queda claro que el principal "argumento" de la campaña es que, como la chica que aparece en la foto (nuestra emisora), sus conocidos y 45 millones de mexicanos son usuarios de la compañía, su servicio es el mejor. Sin embargo, esto es una falacia ya que se trata de una generalización indebida (nadie sabe los motivos por los cuales esta chica y sus conocidos la utilizan y, además, el dato de la cantidad de mexicanos que avalan la tesis, aunque es significativo, no es concluyente teniendo en cuenta de que la población del país excede los cien millones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario